Foro de rol de Marvel


    Introducción a un Nuevo Mundo

    Comparte
    avatar
    Watcher
    Admin

    Mensajes : 4
    Fecha de inscripción : 06/08/2012

    Introducción a un Nuevo Mundo

    Mensaje por Watcher el Dom Oct 14, 2012 9:11 pm

    [Sucesos Extremos]


    Provenimos de las estrellas que no tienen nombre, de un planeta que probablemente haya dejado de orbitar un sol apagado billones de años atrás. Tomamos en nuestras manos omnipotentes la tarea de observar el universo, jurando jamás intervenir, sólo observar, para así confeccionar el conocimiento perfecto del universo. Cada miembro de nuestra raza fue asignado a un sector diferente de la existencia. Nuestra misión es registrar cada hecho, insignificante o apocalíptico por igual, desde hace ya incontables eones.
    Mi nombre es Uatu, the Watcher, y me dedico a observar los sucesos comprendidos en la Vía Láctea desde mi base en la Zona Azul de la Luna. La tecnología de mi raza me permite conocerlo todo al mismo tiempo, ayudándome a reconocer los saltos y divergencias que conforman el entramado del Multiverso. En este momento particular, un hecho llama poderosamente mi atención: un pequeño planeta azul orbitando un sol amarillo a punto de dar sus primeros pasos dentro de una nueva Era
    .[/font]


    La Era de los Héroes

    En un momento de la Historia que los Humanos llamaron la Segunda Guerra Mundial, un arma nueva había sido creada en los Estados Unidos de Norteamérica. El Suero del Supersoldado dio fruto a un nuevo símbolo patriótico que llevaría la victoria a los Aliados sobre el terror que el Cráneo Rojo e Hydra pretendían esparcir sobre el mundo. Durante la última batalla que el Capitán América libró contra sus rivales, una divergencia mínima en el continuo espacio-tiempo provocó un cambio drástico en el destino de la Tierra.
    En una de estas realidades, el Capitán desapareció durante una misión en el continente ártico para luego ser rescatado por un recientemente formado supergrupo de héroes: Los Avengers. En cambio, en otra realidad diferente, el Capitán América logró su misión de destruir a Hydra por completo, junto con sus diferentes bases clandestinas. Pero entrada ya la Guerra Fría, un día desapareció. Y el único héroe sobre la Tierra abandonó el mundo. O eso pensó la humanidad.
    El Steve Rogers de esa realidad, regresó a las calles de Nueva York bajo la nueva identidad de Nómade. Un héroe que dio paso a la aparición de otros enmascarados quienes marcaron el rumbo del siglo XXI. Spiderman, Iron Fist, Daredevil, Miss Marvel, entre otros, recorrían las calles y el mundo entero luchando por salvar a la humanidad de su propia naturaleza. Pero un mal renacía de sus antiguas cenizas, y una forma diferente de enfrentarlo se necesitaba. Los fantasmas de Rogers se acumulaban en el horizonte, y la cabeza de Hydra volvía a cernirse sobre el mundo, con amenazantes fauces mortales.
    Así fue como Steve Rogers decidió reunir a los héroes más formidables, como lo hiciera en el pasado junto a los Invaders, con el objetivo de neutralizar a la Hydra Renacida. El magnate Tony Stark entregaría su tecnología más avanzada, Hank Pym y Janet Van Dyme serían el apoyo científico del grupo, el asgardiano Thor los asistiría con el poder del trueno y Hulk sería el brazo imparable de la justicia. Este variopinto supergrupo dio comienzo a una forma diferente del oficio superheroico: ya no serían parias, ya no serían rebeldes, los Mighty Avengers darían nueva esperanza al mundo.

    Sin embargo, no todos probarían el gozo de ser reconocidos como verdaderos salvadores. En las profundidades del genoma humano, hervía un nuevo poder que ansiaba ser el próximo paso en la evolución de la historia. El Gen X se abría paso sin que los Homo Sapiens pudiesen apenas darse cuenta de que la Evolución intentaba hacerlos a un costado. El primer Homo Superior en abrir los ojos le declaró la guerra incondicional a los humanos. Mutantes contra hombres, para Erik Lehnsherr no existía otro camino que la entrega total y la sumisión de los segundos ante Lord Magneto, el Amo del Magnetismo. El terror que provocaba la Hermandad de Mutantes fue la justificación necesaria para ampliar la perspectiva de Rogers, y fortalecer las filas de sus Avengers.
    No obstante, otros hombres pensaban diferente, aunque su forma de expresarse no sería a través de atentados ni hombres enmascarados. La rebeldía de Charles Xavier se basaba en creer obstinadamente en el sueño de coexistencia pacífica entre mutantes y humanos, amigos y enemigos. Por esta simple razón utópica fundó la Escuela Xavier para Niños Superdotados, una charada que escondía el redil donde mutantes aprenderían la forma de convivir con el resto de los humanos sin ser tratados diferente. Charles sabía bien que llegaría el momento en que Magneto emergería y desataría la batalla contra el mundo; y para ello entrenaba continuamente a sus estudiantes, a pesar de no desear tomar parte en la guerra personal de Erik contra los Avengers.
    Pero así como todo sueño despierta frente a la cruda realidad; la muerte de uno de los Avengers más amados por la gente, a manos de un miembro de la raza mutante, estalló ante el rostro de Xavier dando paso al odio más oscuro. Los Homo Sapiens demostraron todo su asco y repulsión ante lo diferente a través del Programa Centinela. El refugio de Xavier pasó a ser entonces una balsa a la deriva y sus motivaciones y acciones estaban a punto de ser reconsideradas. En lugar de limitarse a simplemente coexistir con los humanos, los Xtreme X-men harían todo lo posible por sobrevivir en un mundo que detestaba a todos los mutantes, inocentes y culpables por igual.

    En este mundo revuelto en crisis, los héroes más formidables de la Tierra despertarían en la gente el más profundo odio y el más puro amor. Todo depende, claramente.


    ¿de qué lado de la balanza estás?

      Fecha y hora actual: Dom Oct 22, 2017 3:57 pm